Sin patrocinio

Sin patrocinio

Pienso que este viaje hubiera podido contar con algún patrocinio, tipo Camel Trophy o de la asociación de ciudades machadianas mismo, que por algo he salido de Sevilla y voy a pasar por Colliure. Pero acabo de deshacer la maleta entera (sí, sí, lo más pesado al fondo y todo lo que tú quieras, pero tenía que bajar a recepción y no tenía pantalones que ponerme, en fin) y he comprobado, oh, maldición, que no traigo ni una sola prenda patrocinada. ¡Ni siquiera la del pingüino de Guadalinex!

Miento, acabo de ver una: es una camiseta de Guinness, la cerveza, no el premio, y otra de Cacique, el ron, no Mont…, digo, nada. Supongo que no se pueden considerar patrocinio en sentido estricto, que mi dinero y mi trocito de hígado me habrán costado esas camisetas. Repasando otro viaje maravilloso y otro blog infinítamente mejor que éste, me doy cuenta de que yo no traigo ni gorrita de Sevilla City Sightsein, ni de la Diputación (ni siquiera la del soldado Schweijk, Dios, qué voy a hacer yo sin sombrero), ni camiseta de Canal Sur, ni guantes de Fitur, ni monedero del PSOE, ni sudadera de Sevilla Joven, ni neceser de The Body Shop.

Me conformaré con llevar las marcas de la moto, el casco y la chaqueta bien visibles… Aunque me hayan costado a mí un buen dinero…

Si te gustó, compártelo
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad