Las joyas palentinas

Las joyas palentinas

Cincuenta metros más allá y el hotel no estaría en Burgos. En el móvil aparece la temperatura de Villalbilla de Burgos. Por cierto, las noches por fin refrescan. Al mediodía el calor sigue siendo el de agosto. Pues eso, que el hostal se encuentra en la misma salida de Burgos hacia León. Al menos el Camino de Santiago pasa por nuestra puerta. Hoy hemos recorrido la N-120 que en buena parte de sus tramos coincide con el camino francés. Peregrinos a pie sofocados por el calor. Solitarios manteniendo su propio ritmo, el que cada uno pueda. Algunos saludan a los moteros con los dedos índice y anular en forma de V.

La carretera atraviesa decenas de poblaciones, la mayoría de menos de cien habitantes, y todas con alguna joya en forma de iglesia o ermita románica. Algunas son verdaderos hitos en la historia del arte. Algunos de los templos se levantan, poderosos, en medio de ciudades que parecen fantasmas. En Carrión de los Condes, ya en Palencia, desayunamos y nos desviamos hacia Frómista, después de visitar el templo renacentista de San Andrés.

La visita de San Martín ya hace que la escapada hasta Frómista merezca la pena. El románico más perfecto, el más elegante… Después visitamos San Pedro, que es parroquia. En San Martín sólo se celebran bodas y la festividad del santo. San Pedro es la parroquia Frómista tiene muchas joyas. Pero no nos da tiempo a visitarlas todas. Nos espera la iglesia de Santa María la Blanca, antigua fortaleza templaria, que terminó cambiando el nombre de Villasirga por el de Villalcázar de Sirga.

En esta ciudad hay otras joyas. En la puerta del Ayuntamiento el alcalde ha colgado un cartel dirigido al «sinvergüenza, maleducado, incívico, ignorante y cerdo» que ha dejado un colchón junto a los contenedores de basura. Y junto a la mesa del restaurante Las Cantigas -en referencia a las que escribió Alfonso X El Sabio- un listo le daba clases de historia a un auditorio entregado. Y les hablaba, precisamente, de la conquista de Sevilla por parte de los palentinos que rompieron la cadena que había en el Puente de Triana, y que desde entonces un grupo de fundamentalistas va a Sevilla para sacar en procesión los huesos de San Fernando. En fin…

Mañana dejamos atrás tierras castellanas parea adentrarnos en el Principado de Asturias.

Si te gustó, compártelo
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad