De película

De película

Desde la moto, me era fácil imaginar a Julie Andrews corriendo descalza por las praderas austriacas seguida de toda la familia Trapp al grito de Lay ee odl lay ee odl lay hee hoo, y a Connery, Sean Conery, al volante del Aston Martin de su personaje en la película Goldfinger adelantando un coche tras otro en una persecusión imposible por esas carreteras de película junto a la estación invernal de St. Moritz. Es lo que tiene los Alpes. No sale en las películas porque sí, sino porque es un escenario espectacular, en todos los sentidos: por sus praderas, sus montañas verticales, sus curvas interminables, sus lagos infinitos… St. Moritz está junto a un lago en el que algunos navegan en velero y otros practican lo que desde la moto parece alguna modalidad de skate surf sin olas, aprovechando sólo el tirón del viento.

Porque el viento pega bien en esa zona de los Alpes. Hoy hacía frío en Suiza, igual que hacía calor en Austria y en Italia. Anoche decidimos adelantarnos a la tormenta que amenazaba hoy en Munich y atravesar los Alpes en línea recta (es un decir: más o menos recta… sobre el mapa) desde Garmish-Partenkirchen, donde cada 1 de enero se celebra la prueba de saltos de esquí que todos los años me hago la promesa de ver por televisión, hasta el puelo italiano de Gravedona, a orillas del lago Como (donde hoy pasaremos la noche), pasando por Landeck, en Austria, y la mencionada estación de St. Moritz. Por hoy, sólo por hoy, hemos conseguido vencer a la naturaleza y escapar secos de una tormenta segura. En Munich no hubiéramos podido casi movernos por culpa de la lluvia. Y, sin embargo, en los Alpes hemos disfrutado como locos. A ver mañana cómo se comporta el tiempo.

Hasta Alemania, o hasta Austria, Suiza o Italia se puede llegar en avión, claro que sí. Y en autobús, en tren, o en coche… Y también en moto. Pero en pocas ocasiones se tiene la oportunidad de disfrutar de unos paisajes casi reservados a quienes viven allí. Paisajes de película.
Si te gustó, compártelo
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad