Con el permiso de ustedes…

Con el permiso de ustedes…

…y de Jack Kerouac, a quien sin ningún pudor le plagio, para este blog, el título de la que probablemente sea su obra más conocida, en la que narra, de manera autobiográfica, su viaje por los caminos de una América moteada de alcohol, blues y verdad. Y también con el permiso de Manu Leguineche, un maestro, que cuarenta años después de haberlo escrito me ha revelado cuál es El camino más corto para encontrarse con uno mismo (y con el permiso de Luis, que me prestó esa joya literaria descatalogada de las librerías hace años, que prometo devolverle… algún día), que no es otro que un viaje alrededor del mundo.

Y con el permiso de Ewan McGregor, que como actor no es nada del otro mundo pero cuyos reportajes de viajes en moto me parecen apasionantes. Y con el permiso de Trevor, aquel galés que conocí en Portsmouth, y con el que me crucé España entera, él en su espectacular Victory, yo en mi Drag Star, de regreso de un viaje que me marcó.

Y con el permiso de tantos moteros que han rodado por las carreteras del mundo antes que yo, descubriendo (y describiendo) maravillas que están sólo esperando que vayamos a disfrutar de ellas y cuya experiencia nos alienta a los que nos gusta viajar en moto a recorrer, metro a metro, cada carretera, cada camino… Y con el permiso de los que se han dejado la vida en la carretera disfrutándola, a los que siento, cada vez que arranco la moto para iniciar un viaje largo, como ángeles de la guarda que velan por que mi viaje no termine en el camino sino que siga haciendo kilómetros en el regreso y en el recuerdo…

Con el permiso de ustedes, y el de mi familia, y el de mis amigos, y el de los que me lean, y el de los que no… Con su permiso, arranco (brrooum, brrooum..) este blog dispuesto a convertirlos a todos ustedes en compañeros de mis viajes en moto, con la esperanza de que en la evocación puedan llegar a disfrutar de ellos tanto como yo. Porque viajar no es ir, ni llegar. Viajar es soñar, es imaginar, es buscar y es dejarse llevar por un universo de sensaciones y experiencias que van mucho más allá de lo que se pueda encerrar en unas coordenadas de espacio y tiempo.

Que tengan ustedes muy buen viaje…

Si te gustó, compártelo
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad